Día a DíaEntrevistaTradiciones

Se fue Don Zenón García, el hacedor del sabroso Revuelto

Los tiempos fueron cambiando en el antiguo tendajón de Telea de Castro, pero lo que siempre mantuvo Don Zenón García, fue la pequeña barra donde vendía aquellas bebidas que habían aprendido a elaborar con esmero.

Por: Gina MEJÍA / Fotos: Jalil OLMEDO

Oaxaca, Oax.- Don Zenón García, comerciante de San Miguel Talea de Castro, quien era reconocido por tener la receta familiar de la elaboración de bebidas como el Revuelto y el Catalán, murió este 25 de abril de 2020.

Nació en 1928 en San Miguel Talea de Castro un pueblo de la Sierra Juárez de Oaxaca, donde se cosecha el café, se trabaja la tierra y el comercio es una de las actividades más importantes.

Precisamente Zenón García se caracterizó por ser un gran comerciante, su habilidad para el negocio lo llevó a mantener por muchos años la Casa García León donde la gente encontraba desde el pan tradicional del pueblo, hasta telas, lentes de aumento y golosinas.

Don Zenón García, comerciante de San Miguel Talea de Castro.     Foto: Jalil OLMEDO

Los tiempos fueron cambiando y así los productos que en dicho tendajón se encontraban, pero lo que siempre mantuvo Don Zenón, y nadie pudo mover de la tienda, fue la pequeña barra donde vendía aquellas bebidas que habían aprendido a elaborar de la mano de su padre don Máximo García.

Provenía de una familia de ocho hermanos, su padre fue quien inició con la elaboración de las bebidas, entre ellas el revuelto, catalán, anís y vino, y enseñó a sus hijos, pero sólo Don Zenón continuó durante más de 70 años realizando este trabajo y conservando la receta secreta, que heredó a una de sus hijas.

Hace unos años el comerciantes platicó en entrevista de cómo llegó hasta su familia la receta de estas bebidas.

Contó que corría el año de 1935, cuando personas provenientes de la capital, llegaron a San Miguel Talea, ofertando recetas para elaborar licores, la única persona que quiso pagar $100, fue precisamente Máximo García, ya que en ese
entonces era mucho dinero.

García platicó que varias personas le preguntaban acerca del proceso de elaboración de estas bebidas, que se volvieron tradicionales de Talea de Castro, él siempre contestó que se trataba de un secreto, “yo les digo que es un secreto porque mi padre compró la fórmula, no es así nada más; muchas personas me dicen que les enseñe”.

¿Cómo surge el nombre de las bebidas? El Catalán ya traía el nombre, pero el Revuelto, ese nombre se lo pusimos nosotros, porque es una combinación de varios licores, también conforme la realizábamos, le fuimos haciendo algunos cambios a la receta.

¿En qué época se venden más sus bebidas? Es como cualquier mercancía, tiene tiempos buenos y también tiempos malos, pero en las fiestas, como regresa mucha gente de la ciudad se llevan sus bebidas.

Otro detalle es que aquí, no es una cantina, es tienda, y vendemos limitadamente, y si quieren pasarse de líquido, pues ya no les vendemos.

“Menos platica y más consumo”.  Foto: Jalil OLMEDO

¿Cuál es la bebida que más se vende? De las que yo realizo el Revuelto, pero también la que se vende mucho es el
mezcal.

Al preguntarle acerca del sabor del revuelto, García admitió que él no podía describir el sabor, pero que algunas personas que iban de la ciudad le decían que ese licor sabía mejor que el Presidente.

Zenón García comentó que era difícil hacerlo, y que también habían tratado de imitarlo, pero no lograban igualar el sabor, porque le ponían refresco de cola para que tomara color. “Cuando le vendieron la fórmula a mi papá no era tan exacta nosotros fuimos mejorándola”, recordaba don Zenón García.

El comerciante mencionó que conforme los años fueron pasando la gente consumía más las bebidas, recordaba que al principio sólo hacía un litro para un día de plaza en Talea de Castro.

“Cuando se nos vino la idea de prepararlo, hacíamos un litro para una plaza de lunes, ya después no alcanzaba y poco a poco se ha ido preparando más, a través del tiempo, ahora se tiene que tener 40 o 60 litros guardados por si se llega a ofrecer”.

Por muchos años cerca de la barra Zenón García tuvo un letrero que decía: “menos platica y más consumo”.

García compartió en la entrevista una anécdota de cómo perdieron varias recetas de otros licores, que su padre también había comprado.

“Eran varias las recetas que le habían vendido, pero cuando se prepararon no se vendieron por eso ya no las volvimos a elaborar, en una ocasión uno de mis hermanos me pidió que le prestara el cuadernito donde estaban escritas, y se lo llevó como dos o tres años, un día lo fui a ver y le dije que si todavía tenía el cuaderno de los licores, me dijo que sí y cuando abrió el ropero donde lo tenia guardado la sorpresa fue que el cuaderno ya estaba hecho pedazos, porque se lo había comido la rata, así que sólo quedó en nuestra mente lo que más urge, lo que más se vende, y ahí murió la fórmula que estaba escrita; pero nos sabemos ya de memoria la receta”.

Su esposa, hijos y nietos lo recuerdan como un hombre incansable, que con tiempo y dedicación hizo crecer el negocio familiar que comenzó en la décadas de los cincuenta del siglo pasado, aquella tienda de novedades y bebidas, la Casa García León.

Descanse en paz Don Zenón García.

Previous post

Convoca CaSa a novena edición del Diplomado de Producción de Artes Visuales

Next post

Invitan a disfrutar los sábados de mayo de lecturas infantiles en “Cuentos en Casa”

Staff Santa Cultura

Staff Santa Cultura

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *